Utilizamos cookies de terceros para analizar su navegación. Si continúa navegando, entendemos que presta su consentimiento. Más info Entendido

Avalon Summer Faerie Fest 2017

Icono Menú

ASFF 2017

El Ayuntamiento de Belmonte gestionará una zona de acampada así como una zona habilitada para autocaravanas. Las plazas serán limitadas.

Para más información se debe llamar al teléfono:

967 170 008

DÓNDE SE CELEBRA EL FESTIVAL

El castillo

El castillo de Belmonte es una fortaleza que se eleva en el cerro de San Cristóbal, a las afueras de la villa de Belmonte, al suroeste de la provincia de Cuenca. Fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931. Actualmente, está considerado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Fue construido en la segunda mitad del siglo XV, por orden de don Juan Pacheco, primer marqués de Villena. Se tardó casi 20 años en finalizar su construcción y su aspecto actual ha sido fruto de una serie de remodelaciones que se llevaron a cabo a lo largo de los siglos pero siempre manteniendo su estructura original.

Para más información: www.castillodebelmonte.com

Belmonte

A los pies de su castillo, la villa de Belmonte, rinde pleitesía al edificio que lo identifica y corona su estampa. Entre las calles y casas, el rumor de los siglos nos muestra la iglesia de la Colegiata que le disputa su liderazgo de piedra y cultura.

El Castillo con su exterior pentagonal extiende sus brazos de murallas hacia la población, cilindros de piedra flaquean sus vértices y le otorgan su soberbia planta castellana. En el interior cambia…, nos sorprende con el esquema triangular de su patio de armas. Sus cubiertas interiores repletas de artesonados mudéjares vuelven a atraparnos en su belleza que se agranda en la decoración gótica de sus chimeneas.

El abrazo de las murallas se abre en sus cinco puertas de las cuales tres siguen siendo de acceso a la población. La puerta de San Juan, Chinchilla, Almudí, la de Toledo y la Puerta Nueva.

La Colegiata de San Bartolomé, reclama su matriarcado sobre la villa desde su estilo mayoritariamente gótico. Sus bellísimas puertas del Sol y de los Perdones exhiben sus pináculos y arcos germinados y son antesala del magnífico tesoro que albergan sus muros. En el interior una nueva pugna por el protagonismo de sus incontables tesoros, arquitectónicos, mobiliarios y artísticos: capillas, retablos, bóvedas, pinturas, esculturas, el coro y la pila.

En este lance, entre castillo e iglesia, la villa sale vencedora y se ensancha en la plenitud de otras obras que pueblan, calles, plazas e historia: el palacio de Buenavista, el convento de los Jesuitas, la casa de Comedias, la ermita de Nuestra Señora de Gracia o los museos. Belmonte, monumental y gloriosa, nos permitirá la partida sabiendo que será su imagen la que no nos abandonará a nosotros.

Fuente: www.turismocastillalamancha.es